MadeinSpain.store: la plataforma global

Hace casi un año que iniciamos esta idea, que ya iba rondándole a Svetlana Krolivetskaya, Directora de Romero Premium Networking, una plataforma donde encontrar productos gourmet españoles fuera fácil y además bajo nuestra recomendación personal. Nacía MadeinSpain.store

Ni fuimos los primeros ni por supuesto, seremos los últimos en crear una plataforma online donde vender gastronomía española gourmet. Pero como siempre que se quiere realizar un nuevo negocio, se debe buscar la singularidad, lo que te hace único y diferente. Porque uno es único y eso te da ventaja si lo sabes llevar al negocio.

Nosotros, somos expertos es encontrar esa esencia diferente y atractiva entre nuestros clientes, lo que les hace más atractivos y les hace triunfar. Y entonces, ¿por qué no utilizarlo nosotros para nuestro propio beneficio? Pues eso. Dicho y hecho. La pandemia nos dio lo que más necesitábamos para pensar bien el enfoque que debería tener el proyecto de e-commerce. Para unos “rookies” en el mundo del comercio electrónico, no era fácil cómo afrontar los tiempos y qué hoja de ruta a seguir.

Instinto y experiencia personal: determinantes

Pero había una cosa que nos guiaba, y eso era el instinto. Llevábamos un buen tiempo desarrollando relaciones con marcas gourmet españolas y extranjeras, y el sector no se nos hacía extraño, más bien todo lo contrario, incluso habíamos introducido técnicas del mercado Premium de otros sectores con éxito. Por tanto, preparados para desarrollar el proyecto, repito, por instinto, lo estábamos. Además, teníamos otro punto a favor, que era el convencimiento que la gastronomía gourmet española necesitaba una vuelta de tuerca y ofrecer unas credenciales mucho más interesantes y atractivas al mercado. Nos hemos hartado de escuchar que a este sector le faltaba marketing y que es un mal endémico del que es y será muy difícil salir. ¡¡Excusas y más excusas!!

Pasión y profesionalidad: imprescindibles

El amor por la gastronomía nos podía ofuscar, nos encanta nuestra gastronomía, probar cosas nuevas, y disfrutar de los mejores productos. Pero, convertirlo en un negocio, y además online, no basta con crear la web con su plugin de e-commerce. Hay mucho más detrás. Primero, saber desarrollar un buen plan de negocios que te haga sonrojar, es decir, que no te mientas a ti mismo, y si el papel aguanta las primeras embestidas y el negocio es viable económicamente, entonces, ponerlo en marcha. Eso significa sacrificio de horas no pagadas, de investigación, de aprendizaje y además de muchos reveses por no conocer el entorno, muy cambiante y evolutivo al 2000%. Parece que llegas tarde siempre, ¡¡pero qué manera de correr!!!

La experiencia empresarial es fundamental para no desfallecer y para ver las cosas más a medio y largo plazo, con visión, pero con misión por supuesto. Así que le pusimos amor, pero también el alma y el cerebro para empujar desde el día 1. Si no hubiéramos visto la viabilidad, la pasión nos hubiera engullido sin paliativos.

Reputación y Premium Networking: necesarios para progresar

Y es que queríamos crear una plataforma global donde la venta, las experiencias high-end gastronómicas y la comunicación inteligente estuvieran en un “all in one”. ¿Y cómo convencer a los productores a que esa era la vía para conseguir el éxito, sobre todo a nivel internacional? Uff, vaya montaña, un Everest, vamos. Pues lo resolvimos con la autoridad y la reputación, adquirida en los anteriores 5 años como marca, Romero Premiun Networking. Una empresa que ha basado su crecimiento y desarrollo a través de los valores humanos, algo que sí nos hacía únicos, porque Transparencia, Honestidad, Profesionalidad y Compartición en tu ADN te hacen único de verdad. Y así con mucha constancia y repetición de mensaje, y mostrando nuestro discurso en formato de web, es decir enseñando nuestros ejemplos reales de lo que queríamos ser, en qué queríamos convertirnos, todo fue algo más fácil (La pandemia no ha ayudado a generar engagement, más bien a tener miedo al futuro incierto que nos espera sin turistas ni negocio en canal profesional de hostelería (HORECA).

MadeinSpain.store: plataforma global

Mercado internacional y comunicación constante: la diferenciación

Pero, aun así, era fácil copiarnos con pasta y con ganas de dar más al mercado que lo que quizás nosotros estábamos dispuestos, por eso había que encontrar un espacio donde, crecer no fuera un problema de competencia, sino de falta de obreros para construir el camino. Más de 15 años de experiencia con el mercado internacional residente, me había hecho reflexionar que ese punto era valiosísimo para diferenciarnos. Muchos ejemplos con este colectivo, nuestra verdadera comunidad, que la gastronomía española necesitaba ser más conocida, sobre todo a nivel Gourmet. Y a un mercado que no fuera tan difícil explicar nuestras historias reales de nuestros productores y sus productos, así que Europa era el mercado elegido (además sin aranceles y siendo el primer mercado emisor de turismo a España). Ahora tocaba el último paso, comunicarnos con ellos asiduamente, y la web en inglés era fundamental, un suplicio si la quieres hacer bien, mucho trabajo detrás, y una inversión constante en contenidos traducidos, pero no hay otra manera de hacer algo diferente. Y poco a poco los frutos fueron llegando, y aunque aún son incipientes, vemos que el patrón existe y la demanda también. Ahora toca replicar muchos más idiomas para ampliar la base y así llegar a nuestro cliente latente, que desea recibir información y de nuestros productos y después, convencido, poderlos recibir en su casa con esa alegría del que recibe regalos cuando es un niño.

Mucho por hacer

Hemos recorrido un largo camino este primer año, pero estamos aún en la casilla de salida. ¿Por qué? Pues porque falta muchísimo por hacer y hasta que no podamos volver a la realidad del 2019, implementar los eventos y las experiencias gastronómicas nos darán ese paso definitivo para conseguir el reconocimiento y al crecimiento aritmético de nuestra masa crítica. Paciencia y seguir haciendo las cosas como las empezamos, seguro que nos haremos fuertes, porque aún no hemos visto más empresas que le quieran dar importancia al mensaje, solo vender productos, como siempre en España, sin construir una marca. ¡Peor para ellos! Nosotros seguiremos nuestro camino, solos, aunque esperamos más creyentes en los productos gourmet españoles y sus marcas.