La cocina, un espacio para cocinar.

Por Israel Romero

 

El resultado de lo que sirvamos en la mesa estará relacionado con nuestros conocimientos, con nuestras ganas de cocinar, con la calidad de los alimentos… pero quizás nos olvidamos de algo importante. La propia cocina. El espacio en el que cocinamos es fundamental para que luego, todo lo que hagamos, pongamos en marcha, ideemos, tenga un buen fin.

 

 

Así, uno de los problemas de nuestras cocinas, muy recurrente es el del espacio, la cantidad de metros cuadrados que nuestras casas dedican a las cocinas en ocasiones parecen jugar en contra de lo que sería deseable. Es decir, espacio, amplitud, para poder manejarnos, espacio para poder movernos, para poder pensar, para poder disponer de diversos elementos. Y, como la pescadilla que se muerde la cola, al cada vez más recurrente tendencia a la cocina precocinada, parece provocar que las nuevas construcciones no tengan en cuenta que la cocina sirve para cocinar, no solo para calentar.

 

 

Y si hablamos de diseño, no nos detengamos en que tal o cual elemento ‘queda bien’, sino que han de cumplir con lo que sea realmente útil. Una cocina con elementos que no estén bien dispuestos, que no estén ubicados, que no se encuentren a la distancia correcta, puede dar lugar a humos, olores, indeseados. Queda bien, hace mal.

 

 

Elementos que han de cuidarse, como la seguridad, la colocación de elementos que puedan resultar peligrosos, mirando la estética antes que la lógica; la obsesión por la limpieza que nos lleva en ocasiones a disponer de elementos que nos hacen cocinar peor; la iluminación necesaria para poder ver qué estamos cocinando bajo una premisa básica, cuánto más luz mejor; una distribución de los armarios según vamos a utilizar lo que pongamos en ellos, arriba lo que menos se vaya a utilizar, en los de abajo lo más común.

 

 

Son algunos consejos que nos gusta tener en cuenta a la hora de diseñar cocinas, hacerlas funcionales, eficaces, porque de lo que se trata, al fin y al cabo es de cocinar.

ROMERO Premium Networking, es líder en el networking de alto nivel en España (Barcelona y Madrid), Israel Romero es su CEO & Founder, y desarrolla las estrategias de negocio y de marketing que ejecuta con su equipo propio. Desde este 2006, diseña, planifica e implementa la potenciación de la marca a nivel nacional e internacional de sus clientes, además de implementar su plan de networking entre los partners de ROMERO, para ofrecer más y mejores valores añadidos, algunos de ellos muy exclusivos.