ROMERO & MARINA RINALDI seducen a su networking a través de la moda, el arte y la gastronomía italiana

 

Me acuerdo con mucho cariño como nos conocimos Cristiana Pompili, Directora Comercial de MARINA RINALDI España y yo a principios de julio de este año. Le habían llegado videos y post de ROMERO sobre cómo hacíamos las experiencias relacionales y cómo gestionábamos el networking nacional e internacional en Barcelona.

 

Tenía muy claro qué es lo que necesitaba de nosotros y cómo lo podía obtener. Y a pesar de mis reticencias iniciales, el Paseo de Gracia todavía no entiende por regla general que este colectivo no se le puede tratar como a los turistas, es decir, que no son un colectivo de aquí te pillo y aquí te mato, porque mañana no tendré una segunda oportunidad. A nuestro networking local hay que mimarlo, tratarlo como una orquídea de invernadero. Está aquí todo el año y necesita unos estímulos muy diferentes, como, por ejemplo, transmitirle confianza a base de darles antes de pedirles nada a cambio. Uf, ¡¡esto que acabo de decir es un sacrilegio y algo prohibido por regla general en el mercado Premium en España!!!

 

Y existen muchas maneras de dar antes de recibir sin que caigamos en el cliché de siempre: regalar cosas tangibles como si fueran niños mimados que sólo se guían por un estímulo tan simple como el del premio. Eso es un error, atenta contra la inteligencia de nuestros clientes, una sonora estupidez de un perfil bajo e infantil.

Cristiana pensó en un leimotive atrayente, el MADE IN ITALY, una de las marcas más atractivas y mejor valoradas. Y en ROMERO aceptamos ese reto para crear una historia alrededor de ese lema. Centramos nuestros esfuerzos en sorprender por partida doble, por un lado, a MARINA RINALDI, haciendo un evento muy diferente a lo que podían estar acostumbrados hasta el momento, y por otro lado al networking ROMERO que debería venir al evento. Debo reconocer que es en este momento de máxima creación cuando más disfruto, porque surge la esencia humana y busco la sinergia a través de la conexión humana. La moda es creación, innovación, Arte en definitiva, y por ahí vino la conexión con CATIA MASSA, una artista italiana de Pescara, Abruzzo, zona de una alta gastronomía en el país transalpino. Que conocí el año pasado y que me impactó cuando la conocí. Como hablaba de su obra, su amor por Barcelona, su energía arrolladora y transparencia por querer triunfar aquí, ¡¡¡era una ROMERO en toda regla!!!

Y trasladamos su arte a la store de MARINA RINALDI. Sus obras expuestas allí entusiasmaron a nuestras invitadas y además con un padrino de lujo como Joan Abelló, Director de Relaciones Institucionales del Real Círculo Artístico de Barcelona, que hizo la presentación de Catia Massa, La Massa, como él la llama cariñosamente.

Pero faltaban más sinergias con la moda e Italia. MARINA RINALDI pertenece a un grupo, MAX MARA, de gran tradición en Italia. Y el segundo eje en ROMERO en nuestros eventos de Premium Netwokring, la gastronomía, debía estar al nivel de MARINA RINALDI. Y a través de nuestro Gastronomy Ambassador, XAVIER LAHUERTA y su socio en SOTARREL el chef MIGUEL GUIMERÀ , y su conexión italiana, DIVUS GOURMET , creó una epifanía perfecta, productos de una gran casa italiana de gran tradición como LEONARDI con sus balsámicos mundialmente conocidos, además de unos Panettones indescriptibles. Parmigiano Reggiano DOP de 24 meses, excelso. Y su menú para ocasión también fue espectacular, pero, aunque podría extenderme en cada uno de los platos, prefiero dejar ese secreto para las personas que lo pudieron degustar.

No obstante, solamente decir que la calidad de los productos, santo y seña de su identidad, dejó a todo el mundo gratamente satisfecho una de las sorpresas más agradables fue Cavas BLANCHER, que con su cava Gran Reserva de 30 meses hizo dudar a más de una si aquello era champagne francés, pues no, el cava cada vez es un producto más apreciado y algunas marcas lo saben muy bien.

Glamour, ambiente relajado, casi en familia, con un networking ROMERO entregado ds del primer momento, porque ya lo tenemos acostumbrado a que se sientan como en casa.

MARINA RINALDI entiende que sus clientes más fieles son a los que se debe cuidar, y tiene en ROMERO a un partner que piensa igual, y comprometido en que siga así.

Deja un comentario