Gastronomía española Premium: ¿Por qué nos cuesta tanto vender fuera?

La misma canción de siempre. Los italianos y los franceses nos llevan ventaja y se saben vender muy bien. ¿Y España? Pues seguimos tropezando con la misma piedra, la del conformismo y la del miedo a salir fuera a comernos el mundo. No obstante, creemos que hay esperanza para revertir la situación si cambiamos de actitud.

Gastronomía española Premium: ¿Por qué nos cuesta tanto vender fuera?

No hace ni 15 días, en una de mis reuniones con partners que están en mercados con gran potencialidad para las marcas Premium españolas de gastronomía, notaba la desilusión en sus voces. Porque a pesar de implorar más ayuda de las marcas para promocionarse es el país en cuestión, éstas no veían con buenos ojos invertir en el país para darse más a conocer.

Esta es una de las innumerables ocasiones que me he encontrado a lo largo de los últimos 5 años, donde la fuerza de la gastronomía española Premium brillaba por su ausencia.

Y la verdad es que me cuesta mucho entender por qué no hacemos reuniones privadas, entre empresarios para unir las fuerzas y diseñar estrategias de penetración internacional conjuntas, con un lema común muy importante y muy potente: Premium by Made in Spain.

Gastronomía española Premium: ¿Por qué nos cuesta tanto vender fuera?

Puedo entender, que la precaución es el denominador común, cuando la demanda internacional no se sabe a ciencia cierta si existe, cuando el producto ha sido vendido de manera no regular, y es una incógnita, el éxito de esa marca en ese mercado concreto. No obstante, la mayoría de las ocasiones es al revés, nuestros productos son bastante conocidos en el extranjero, básicamente porque somos el segundo país a nivel mundial en turismo receptivo, con casi 84 millones de turistas en 2019 (este año desgraciadamente esa cifra será un mero recuerdo), y una de las razones por las que vienen a nuestro país es… claro, ¡¡¡la gastronomía!!!!!, Pues entonces, ¿por qué no aprovechamos eso para introducir más y mejor nuestros productos más selectos?.

Aquí debo decir que, lo siento por la mayoría de las empresas españolas, pero no somos un país que nos esforcemos por hacer unos packagings atractivos y pensemos en seducir a ese cliente nuevo, internacional y deseoso de nuestros magníficos productos. Y por eso, Romero se está esforzando por crear una estrategia centrada en las empresas premium que sí han hecho los deberes y creen que pueden convencer a cualquiera y donde sea.

Claro que la demanda existe, pero lo que no existe es la comunicación directa con el consumidor final.

Gastronomía española Premium: ¿Por qué nos cuesta tanto vender fuera?

Los alumnos aventajados

Las empresas que, como he dicho con anterioridad, hayan hecho los deberes a nivel de marketing, imagen de marca y calidad del producto, y que quieran comerse el mundo, tendrían que seguir el rastro que han dejado algunas de las “excepciones” españolas, que son el ejemplo a seguir. Ese gran paso, la internacionalización, supone una inversión económica importante, pero imprescindible si se quiere ser alguien en el extranjero. Sí imprescindible, porque de lo contrario, solo se van a llevar palos y decepciones una tras otra. Les echarán la culpa a los importadores, distribuidores, y finalmente al cliente final, pero empecemos por el principio, la primera culpa será la de ellos mismos, que no hicieron bien la estrategia o la inversión fue insuficiente. Los productos Premium no pueden venderse sin inversión adecuada en los canales de venta, eso quiere decir que se tiene que apoyar al distribuidor para que la notoriedad del producto llegue al consumidor final. La clave para ir generando éxito y más demanda de nuevos mercados, es hacerlo bien en uno, o en unos pocos. Para después ir replicando las estrategias y aprovechar el valor de marca adquirido. Hay empresas españolas que han crecido mucho a nivel internacional gracias a importadores… ¡¡franceses o italianos!!! Que fueron muy avispados y vieron el potencial de esos productos Premium y controlan su introducción internacional. Pero otros lo han hecho a pulmón, es decir, con su propio patrimonio, y con éxito.

Gastronomía española Premium: ¿Por qué nos cuesta tanto vender fuera?

Nuestra receta Romero

Pero desgraciadamente, los productores que hacen productos excelsos, y no en muy grandes cantidades, tienen varios problemas, la inversión en marketing, la incógnita de saber, si podrán entrar en los mercados internacionales correctamente (falta de asesoramiento profesional) , y por último, si el consumidor internacional valorará su producto si apenas lo conoce, quizás sí el producto, pero NO la marca. Así entonces, ¿qué hacemos?

Pues la inversión más importante tiene que destinarse a la comunicación de la marca por un lado y a la promoción en el mercado que se quiera introducir, de manera directa, por otro.

En Romero decimos que ambas son imprescindibles. La primera porque si invertimos en el valor de nuestra marca (elemento diferenciador, calidad respecto con la competencia, storytelling, certificados de calidad y de denominación de origen, sostenibilidad, orgánico, biodinámico, etc.), la demanda por afinidad del producto aumenta. Para ello hay que crear un plan estratégico de comunicación inteligente con visión internacional y por supuesto, digital. Eso quiere decir que el presupuesto de la comunicación tiene que ir íntegro al canal digital.

Es decir, una estrategia de desarrollo e implementación digital en inglés (por supuesto) y en los idiomas necesarios para crecer en los mercados que queramos afianzarnos. Gracias a herramientas ya muy desarrolladas, se puede estimular la demanda de los potenciales consumidor a través de experiencias online, que lo estimulen a ir a comprar ese producto, ya sea a una tienda física o bien online

Gastronomía española Premium: ¿Por qué nos cuesta tanto vender fuera?

Las personas y la tecnología son clave y tienen que ir de la mano para que podamos ofrecer resultados a nuestros clientes. Tenemos que ofrecer a nuestras marcas lo último, las últimas tendencias. Como empresa experta en el Premium Networking (compartir exclusivamente con personas que comparten valores humanos por encima de todo), ofrecemos nuestro networking para crear equipos a medida de las necesidades de nuestros clientes (nosotros les llamamos partners), desarrollo de planes de marketing digital (con social media, influencers y contenidos de marca, imprescindibles) para generar conocimiento de la marca fuera de nuestras fronteras.

Gastronomía española Premium: ¿Por qué nos cuesta tanto vender fuera?

Pero, además, hay que acompañar a las personas que comercializarán nuestros productos (distribuidores básicamente), y no con eventos fastuosos donde se paga un dineral para sólo invitar a funcionarios y gobernantes, sino con los consumidores finales (promociones en el lugar de venta. Así se crearán vínculos para generar más y mejor demanda. Sino se hace esto, primero, el producto nunca llegará al cliente final y segundo, si queremos que nos lo valoren fuera (los distribuidores paguen un precio justo), ahí es donde lo que se haga a nivel digital nos tendrá que echar el resto.

Gastronomía española Premium: ¿Por qué nos cuesta tanto vender fuera?

Romero ha creado su marca MadeinSpain.store precisamente para acelerar esos procesos de valor de marca, por un lado, y estimular la venta online a nivel europeo por otro, con su propio canal de venta. Es un proyecto ambicioso y en solitario, cansados de no ser escuchadas nuestras ideas ni argumentos. Como sabemos cómo actúa el consumidor internacional, decidimos ofrecerle su propio canal, donde estará protegido y los productos que allí encuentre son de máxima calidad y confianza, además lo verán en nuestro canal MadeinSpain TV, donde ofreceremos branded content a discreción, gracias a nuestras marcas personales, Zoltan Nagy, Wine Connoisseur, Xavier Lahuerta, Gastronomy Ambassador, Svetlana Krolivetskaya, creadora de MadeinSpain.store y yo mismo, Israel Romero, CEO de Romero y con el reto de llevas las marcas españolas de gastronomía Premium, a lo más alto.

Gastronomía española Premium: ¿Por qué nos cuesta tanto vender fuera?

Ya tenemos varias con nosotros, ¡pero esperamos que nos acompañen muchas más!